Entrada V.I.P. del Numancia S.A.D.

Hace unos días devolví al Club Deportivo Numancia el Pase de Palco VIP para la temporada 2016/2017 que éste me había enviado.

El año pasado también lo devolví, tras preguntar en la sede del club si no se podía donar a alguna ONG y recibir una respuesta negativa, explicándome que era un pase personal e intransferible, para que los concejales del Ayuntamiento de Soria accedieran al Palco VIP.

Este año me han contestado lo mismo, pero esta vez un directivo del club me quiso explicar que la entrega de pases de Palco VIP a los concejales forma parte de una obligación del club en cumplimiento del convenio firmado con el Ayuntamiento. La cuestión es que eso no es cierto, y no se recoge así en el último convenio, firmado en diciembre de 2015. En este documento sólo se recoge, en su Cláusula Sexta, que “Con el objetivo de promocionar el fútbol base y escolar, el Club se compromete a entregar al Ayuntamiento 150 abonos de temporada convertibles en entradas según éste determine, al objeto de que puedan ser repartidas entre los diferentes colegios o instituciones benéficas de la Ciudad”.

Quizá en convenios anteriores sí se recogía, o quizá es una de esas costumbres “no escritas” que pretenden seguir perpetuando en el tiempo, pero que no cuenten para ello conmigo.

Rechazo, por defecto, por convicción, todos los privilegios que puedan suponer una discriminación hacia el resto de mis conciudadanos, como es el Pase de Palco VIP del Numancia, de igual modo que he rechazado y devuelto las entradas de todos los festejos taurinos, del Otoño Musical, o de otras actuaciones culturales del Palacio de La Audiencia.

En realidad, de manera particular, no me gusta el fútbol profesional en exceso, y no pensaba usar este Pase, pero la música, por ejemplo, sí me gusta, y cuando quiera ir a La Audiencia iré como el resto de la gente, pagando mi entrada.

Luis Alberto Romero

Deja un comentario